chandal real madrid 2011

Para la campaña de 1977/78, Nils Liedholm asumió como nuevo director técnico del equipo y con refuerzos de jugadores como Roberto Antonelli y Ruben Buriani, el Milan finalizó en una meritoria cuarta ubicación y otorgándole al equipo un nuevo aire de renovación, equipacion qatar que se veía reflejado en el juego ofensivo que planteaba el sueco. El entrenador José Pastoriza quedó inmortalizado con una frase que le dijo a sus jugadores luego de las tres injustas expulsiones: “Vayan, sean hombres, camiseta de polonia 2022 jueguen y ganen”.